Atras CALIDAD EDUCATIVA EN LA METRICA DEL VIVIR BIEN

El Observatorio Plurinacional de la Calidad Educativa (OPCE) y el equipo de la métrica del Vivir Bien del Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia aunaron esfuerzos en la construcción de indicadores y criterios para la evaluación, seguimiento, medición y acreditación de la calidad educativa en el marco de la filosofía del Vivir Bien.

Para fortalecer este trabajo conjunto, el Director General de Planificación del Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia, Ing. Javier Zárate compartió con el personal técnico de OPCE los avances de las investigaciones sobre la métrica del Vivir Bien.

En este intercambio de experiencia se explicó que la métrica, constituye una nueva forma de determinar la adopción hacía el Vivir Bien desde una construcción epistemológica, ontológica y axiológica que genere información y permita mejorar la construcción de políticas públicas y la convivencia armónica y complementaria con la Madre Tierra; donde una de las cualidades y saberes primordiales del Vivir Bien es el “Saber Aprender”.  

De acuerdo al Ing. Zarate, el Vivir Bien no significa vivir mejor ya que ésta concepción va relacionada con la riqueza, el consumo, la ambición de lo material sin importar el conjunto de las personas prevaleciendo el individualismo. El Vivir Bien como filosofía recuperada de los saberes ancestrales valora la vida, busca el equilibrio con uno/a mismo/a, el estar bien individual, que en aymara se conoce como Suma Jakaña, con el estar bien colectivo comunitario Suma Qamaña y fundamentalmente la relación armónica de convivencia de nosotros/as como seres humanos con la naturaleza y el Cosmos. A partir de esta concepción se establecen cuatro tipo de relaciones fundamentales: con uno/a mimo/a, con los/as demás, con la naturaleza y con lo supremo.

El Vivir Bien contiene en sí mismo cuatro dimensiones que coexisten simultáneamente: el Estar Bien, Saber Bien, Hacer Bien y Sentir Bien; integrada con las cuatro relaciones fundamentales del ser humano, se desprenden nueve saberes, orientados hacia un nuevo modelo de gestión del desarrollo integral los cuales son: saber ser, saber aprender, saber relacionarse, saber alimentarse, saber trabajar, saber alegrarse –descansar, saber amar y ser amado, saber soñar y saber comunicarse.

El Saber Aprender se constituye en el camino a la sabiduría, a la educación integral y holística, donde la enseñanza es recíproca en el camino del Vivir Bien.

De esta manera, se viene desarrollando un trabajo coordinado y cooperativo entre ambas instituciones, que permita asumir los desafíos de manera conjunta sobre la medición de indicadores de la calidad de la educación en el marco de la filosofía del Vivir Bien.